Trabajando en equipo

300 Views
El cambio de autoridades nacionales dio inicio a una manera distinta de hacer las cosas. Los santafesinos ahora somos escuchados por el nuevo gobierno, que atiende nuestras necesidades y nos acompaña con el financiamiento de obras vitales para Santa Fe. Esto nos permite avanzar con trabajos que teníamos planificados hace tiempo desde el Gobierno de la Ciudad, pero que no podíamos ejecutar por esta falta de apoyo.
Un claro ejemplo es el desagüe Espora, el cual se encuentra dentro del Plan Director de Desagües que el Municipio confeccionó para cambiarle la vida a más de 70.000 santafesinos que sufren ante cada lluvia.
También apuntamos a mejorar la seguridad de Santa Fe. Si bien venimos trabajando desde hace tiempo con nuestros recursos y en articulación con Provincia, ahora logramos el arribo de fuerzas federales para reforzar las labores de la policía local. Acondicionamos los edificios para el alojamiento de los efectivos y para la parte operativa, y junto al equipo del gobernador, brindamos la información necesaria para que gendarmes, prefectos y federales puedan empezar a trabajar en el territorio en pos de desarmar y desalentar las economías del delito. Además, pusimos a disposición nuestro centro de monitoreo, que cuenta con nueva tecnología y nuevas cámaras.
Pero el objetivo de fondo es que cada vecino, sin importar el barrio en el que viva, cuente con las mismas oportunidades e infraestructura. A esa meta apuntamos, y el convenio que firmamos con la Secretaría de Vivienda y Hábitat de la Nación para la urbanización integral de Barranquitas Sur, Oeste y Pro-mejoras es otro claro ejemplo que va en esa dirección. Se trata de un financiamiento de 105 millones que nos permitirá, entre otras cosas, terminar allí el cordón cuneta y alumbrado público por columnas, encarar el cierre de trama y asentar las condiciones para tener una nueva costanera en la reserva natural del Oeste.
También con ayuda de Nación construiremos 140 viviendas en barrio Jesuitas, para reubicar a familias de la zona de la vieja Tablada. Otro reflejo de como la articulación con el Estado se traduce en mejores condiciones de vida para los santafesinos. Esta es la mejor manera de resolver las cosas: el gobierno central aportando más de 120 millones para la construcción, la provincia aportando la infraestructura, y la ciudad liderando el proyecto y poniendo los terrenos y el plan urbano. Familias que estaban en una zona de riesgo, fuera del anillo de defensa, tendrán un lugar a cota segura donde vivir tranquilos.
Las mencionadas son sólo algunas de las acciones que se pueden llevar adelante. Muchas otras se están desarrollando, como el Metrofé, que permitirá una mejor y más ordenada circulación por Blas Parera, haciendo de ésta la avenida más moderna de Santa Fe. También se financiará una parte importante de la última etapa del Hospital Iturraspe, y se está estudiando la recuperación del edificio del Correo.
Son infinitas las posibilidades de mejorar la calidad de vida de los santafesinos cuando hay predisposición de hacer juntos los esfuerzos necesarios, cada uno haciendo su parte. Estamos muy entusiasmados con esta nueva etapa de la Argentina y nos sentimos protagonistas de la transformación. Sigamos trabajando en equipo.