Pensando la alimentación en la Santa Fe del futuro

285 Views

Una alimentación saludable es, en primer lugar, un derecho que tenemos todas las personas. Nos permite estar sanos, crecer y desarrollar al máximo nuestro potencial humano: aprender, entender, imaginar, crear.

Tiene que ver con nuestra salud pero también con nuestra cultura, el modo como organizamos nuestra economía y la decisión política que, desde el Estado, permita promover la concientización, la información y el acceso a los alimentos que nos benefician.

Este año es muy especial para Santa Fe porque seremos sede del Congreso Internacional 5 al Día, que alienta el consumo de frutas y hortalizas y el III Congreso Nacional de Alimentación Segura y Saludable. En este marco, la ciudad se prepara con actividades especiales: concurso de máscaras de frutas y verduras, un festival de títeres temático y la convocatoria a artistas para la elaboración de una escultura frutihortícola.

Además de las actividades pensadas en este contexto específico, el gobierno de la Ciudad trabaja con escuelas de distintos barrios sobre alimentación saludable y huertas agroecológicas; incentiva la realización de huertas familiares desde los Solares; difunde información en sus carpas de salud y realiza talleres en Solares y vecinales.

En los Jardines Municipales la alimentación saludable se convirtió en una de las acciones pedagógicas más significativas y movilizadoras. Niños y niñas cuentan con leche y frutas para las colaciones de la jornada, lo que permitió conocer y explorar diferentes alimentos nutritivos, y también trasladar la inquietud a los hogares.

A mediados de este año comenzó a funcionar la Feria Popular de Frutas y Verduras donde unos 40 productores aportan a una alimentación saludable con productos de calidad y precios bajos, generando más empleo relacionado al cordón frutihortícola.

Asimismo, el Mercado Norte y la Feria de las 4 Vías son espacios en los que se promueve una alimentación saludable a través de la venta de productos frescos, en el marco de un espacio de encuentro entre vecinos y diversas propuestas culturales.

Es importante descubrir la ciudad desde la perspectiva de la alimentación. Observar, aprender e incorporar nuevos hábitos. Conocer las posibilidades que existen. Para eso estamos trabajando; queremos construir, día a día, una ciudad saludable.