Las telefónicas deberán solicitar datos biométricos para cambiar el chip del celular

283 Views

La medida aprobada en la última reunión de directorio del ENaCom había sido solicitada por José Corral, que integra el organismo en representación de la UCR. Entre otras disposiciones, las empresas que prestan servicio de telefonía celular deberán solicitar datos biométricos para autorizar el cambio o reposición de tarjeta SIM. “El delito muta permanentemente, y lo que buscamos es evitar la técnica conocida como SIM Swapping, que permite al impostor acceder a aplicaciones, claves y otra información de la víctima”, destacó el santafesino. Este lunes a las 11 se reunirá con el Defensor del Pueblo de la Provincia, Jorge Henn, para ofrecer detalles de la nueva normativa.

A partir de mediados de mayo, la empresas prestadoras del servicio de comunicaciones móviles deberán solicitar a los usuarios datos biométricos que permitan validar su identidad para autorizar el cambio o reposición de una tarjeta SIM, con el objetivo de garantizar la entrega a su verdadero titular. Así lo estableció el Ente Nacional de Comunicaciones (ENaCom) en su última reunión de directorio, aprobando una solicitud presentada por el representante de la UCR en el organismo, el santafesino José Corral, y su par del PRO, Silvana Giudici.

“Se trata de un pedido que hicimos para impedir una modalidad de delito conocida como SIM Swapping, que permite al impostor acceder a aplicaciones, claves y otra información de la víctima”, explicó José Corral. “El delito muta permanentemente, y la reglamentación tiene que disponer medidas para evitarlo. Lo que habíamos pedido entre otras disposiciones, y que fue aprobado, es la implementación de datos biométricos para el cambio o reposición del chip, medida que comenzará a regir a partir de mediados de mayo”, anticipó.

El exintendente santafesino -que este lunes a las 11 se reunirá con el Defesor del Pueblo de Santa Fe, Jorge Henn para conversar sobre el tema- recordó que “en su momento se podía comprar un chip en un kiosco sin tener que asociarlo a ninguna persona. Eso favoreció que se cometan algunos ilícitos, como secuestros y estafas virtuales, y resultaba muy complejo rastrear quién había utilizado ese celular. En la gestión de Patricia Bullrich como ministra de Seguridad se pasó a la nominación de cada línea, y se alcanzó un 98 %, con un nombre y un número de documento. Pero luego el delito va mutando y se generó esto que se llama SIM Swapping, donde una persona se hace pasar por otra para conseguir el chip con el número de esa persona y puede acceder a datos e información valiosa, y acceder incluso a sus cuentas bancarias. Para evitar eso, pedimos estas medidas más estrictas, que fueron desarrolladas por las áreas técnicas del ENaCom, y que el directorio ya lo aprobó”.

Según la nueva reglamentación, a la hora de gestionar un nuevo número, las empresas deberán solicitar entre otros datos, el número de trámite del DNI y la fecha de emisión del mismo; y para el cambio o reposición de la tarjeta SIM, “deberán revalidar la identidad de su usuario empleando mecanismos de validación de sus datos biométricos”, estableciéndose que “en caso de utilizar imágenes de rostros, éstos deberán capturarse utilizando los lineamientos de la Normativa 9303 de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI)”.

Además, se definió que las empresas deberán implementar los mecanismos necesarios para que las líneas sin usuario asociado -es decir, sin una persona debidamente registrada- no puedan contar con el servicio y sólo tengan acceso a un centro de atención telefónica y a los servicios de emergencia, hasta tanto se encuentre debidamente registrado el usuario titular.