Corral defendió el rol de la UCR en el Gobierno

259 Views

(Telam. Por Martín Porto. 26/10/2016) El titular del Comité Nacional de la UCR, José Corral, destacó el rol «decisivo» de su partido en el gobierno nacional que encabeza el presidente Mauricio Macri, y aseguró que la mesa nacional del espacio permitirá «consolidar» la coalición.

El titular del Comité Nacional de la UCR, José Corral, defendió hoy el rol «decisivo» de su partido en el gobierno nacional que encabeza el presidente Mauricio Macri, aseguró que la mesa nacional del espacio permitirá «consolidar» la coalición que el radicalismo integra junto al PRO y la Coalición Cívica-ARI (CC-ARI) de cara a las legislativas del 2017 y llamó a «cuidar la herramienta de cambio que la gente votó».

En una entrevista concedida a Télam, Corral se mostró optimista con la puesta en marcha de la Mesa Nacional de Cambiemos, ratificó el respaldo de la UCR al Ejecutivo nacional, minimizó las diferencias internas en la alianza gobernante y se mostró de acuerdo con sumar una «pata peronista» al espacio, siempre que «no incluya a quienes fueron cómplices del kirchnerismo».

La mesa nacional de Cambiemos será oficializada mañana en un salón del barrio de San Telmo, en un acto que encabezado por el presidente Macri y los socios cofundadores, Elisa Carrió (CC-ARI) y Ernersto Sanz (UCR), servirá para mostrar «la unidad» de la alianza gobernante de cara a los comicios del año próximo, en los que el Ejecutivo pondrá en juego buena parte de su capital político.

El Gobierno busca que ese ámbito sirva para contener los chispazos hacia el interior de la Coalición, generados principalmente por Elisa Carrió, pero también por algunos radicales que -como Ricardo Alfonsín- con frecuencia se quejan por la «poca influencia» de la UCR en la marcha del Gobierno.

Corral juzgó que la mesa nacional -que contará con 25 miembros- será «una instancia necesaria» para definir la estrategia electoral de Cambiemos, en medio de los forcejeos internos por el armado de listas en las provincias, particularmente en aquellas en las que el macrismo se muestra cercano a facciones del justicialismo, como son los casos de Buenos Aires, Tucumán y Córdoba, entre otras.

«Hay que ir calentado los motores para la elección del año próximo y creemos que la mesa será un espacio de decisión de la estratega política de Cambiemos», evaluó el titular del Comité Nacional, y aseguró que desde la conducción del partido se promoverá el armado de «listas únicas», siempre «respetando la particularidad» de cada uno de los distritos.

Cambiemos ya cuenta con mesas en 20 de los 24 distritos del país, restan Chubut, Santa Cruz, Tierra del Fuego y la ciudad de Buenos Aires, donde los radicales se muestran renuentes a confluir con el PRO y amenazan con postular al actual embajador en Washington, Martín Lousteau.

«Cambiemos se tiene que conformar en los 24 distritos; algunos de ellos tienen sus particularidades, pero alentamos a que el espacio también esté en Capital», en la competencia electoral del 2017.

Con todo, Corral sostuvo que «consolidar Cambiemos» en todo el país es uno de los objetivos centrales de su partido, pero ratificó la voluntad de la UCR de ofrecer sus «mejores hombres y mujeres» para el armado de listas de 2017, porque buena parte de la suerte del Gobierno nacional se «juega en las provincias».

En ese marco, el además intendente de Santa Fe se mostró a favor de ampliar la base electoral del espacio» con la inclusión de peronistas, y, sin dar nombres, puso como límite a quienes «fueron cómplices de los gobiernos kirchneristas» porque «hay que cuidar la herramienta de cambio que la gente votó».

En otro orden, Corral puso paños fríos a los cuestionamientos que desde su partido se hacen al macrismo, pero también a las intensas embestidas contra decisiones del Ejecutivo, por parte de la líder de la CC-ARI, Elisa Carrió, quien con fuertes críticas a la modificación del Ministerio Público Fiscal (MPF), logró frenar el tratamiento parlamentario del proyecto impulsado por la Casa Rosada para acotar el mandato y las atribuciones que tiene la procuradora Alejandra Gils Carbó.

«El mecanismo institucional para una remoción en el caso de la Procuración General de la Nación es la destitución por delitos cometidos en ejercicio de la función pública, y no un acuerdo corporativo, y la redacción de una ley inconstitucional», planteó Carrió en relación al dictamen que el PRO había consensuado con el Frente Renovador para la reforma del MPF.

«Hay que acostumbrarse a no dramatizar las diferencias que, a buena hora, pueden darse en el Parlamento», dijo Corral, quien, sin embargo, deslizó una crítica al estilo y posición de Carrió sobre este tema: «No veo contradicciones entre el juicio político (a Gils Carbó ) y la modificación de la ley que reglamenta el funcionamiento del Ministerio Público Fiscal. Nadie quiere sacar a los empujones a nadie, la discusión es la necesidad o no de modificar a fondo el accionar de ese organismo».

El titular de la UCR defendió además el rol «decisivo» de su partido en Cambiemos, papel que diferenció del tono «estridente» elegido por la líder de la Coalición Cívica-ARI para marcar sus diferencias con el Ejecutivo.

«Nosotros hemos tenido posturas propias en una decena de temas, pero lo hacemos desde un estilo más institucional, con menos estridencias», sostuvo y enumeró una serie de temas en los que «el Gobierno ha tomado las posiciones del radicalismo», entre los que mencionó: el sostenimiento de las PASO y el no incremento del número de bancas, en la modificación de la Reforma Electoral, además del aumento de fondos destinados al Ministerio de Ciencia y Tecnología, en la ley de Presupuesto 2017.