La ciudad está de pie y podemos plantearnos nuevos desafíos

131 Views

El 1° de marzo de 2012 iniciamos el período de sesiones ordinarias del Concejo Municipal presentando los lineamientos para trabajar juntos hacia la Santa Fe del 2020.

Sr. Gobernador de la Provincia, Antonio Bonfatti, Sr. Vice Gobernador, Jorge Henn, Sres. Miembros de la Corte Suprema de Justicia de Santa Fe, Sres. Legisladores Nacionales y Provinciales.

Sres. y Sras. Intendentes de ciudades hermanas.

Sr. Presidente del Concejo de la Ciudad, Leonardo Simoniello, Concejalas y Concejales, autorida-des de universidades, entidades productivas y organizaciones sociales, santafesinas y santafesinos:

Venimos a profundizar el cambio que comenzó en Santa Fe cuando asumieron Mario Barletta en la ciudad y Hermes Binner y Griselda Tessio en la Provincia.

Santa Fe venía por entonces de atravesar los momentos, tal vez, más difíciles de su historia. El cierre de fábricas durante de la dictadura militar en los 70; la crisis del Estado en los 80 y su pos-terior desmantelamiento y saqueo en los 90. El puerto sin actividad, sin camiones, sin trenes, sin gente. La irrupción del Salado en 2003, justo cuando el país comenzaba su recuperación económica, marcando con sus aguas un territorio que ya estaba signado por el desempleo, la exclusión e incluso la violencia. La desidia y la improvisación frente a las lluvias en 2007. Los bienes del Estado y el espacio público, abandonados. Los gobiernos, con algunas excepciones, sospechados de corrupción y de corruptelas. La ciudad, sin planes ni rumbo claro, y carente de políticas para conjurar las amenazas del entorno.

Hoy podemos decir, con certeza, que Santa Fe se está recuperando. Que los santafesinos esta-mos de pie y hemos empezado a transitar el camino necesario para reconstruir, definitivamente, el orgullo y la dignidad de vivir en esta tierra.

La ciudad hoy tiene un gobierno, que comienza a recuperar la confianza de los ciudadanos a partir de acciones sostenidas de transparencia, participación y calidad institucional.

Los santafesinos tenemos un Plan de Desarrollo que orienta nuestras decisiones y un Plan Urbano que ordena el crecimiento físico de la ciudad, conscientes de los riesgos a los que estamos sometidos y cada vez más respetuosos de nuestro ambiente.

Hemos acordado entre todos los sectores políticos y sociales proyectos estratégicos y estamos recibiendo inversiones y creciendo en el turismo, el comercio, la construcción y la industria; y lo más importante, estamos volviendo a generar puestos de trabajo.

Comenzamos a recuperar nuestros espacios públicos y nuestros edificios emblemáticos – la Estación Belgrano, el Molino Marconetti, el Mercado Norte, el Mercado Progreso, el Parque Garay y cientos de plazas en toda la ciudad, La Redonda y el Parque Federal, la Fábrica Cultural en el Molino Franchino. Estas dos últimas obras, decisión compartida y con esfuerzo del Gobierno Provincial, valga hoy aquí el reconocimiento a Hermes Binner y su equipo, que en su paso por la ciudad dejaron como símbolo de su gestión estas dos obras tan importantes por su arquitectura, por su objeto en sí mismo, pero más importantes por lo que inspiran: por la creación, por el arte y por la cultura.

Hemos comenzado, también, a construir una cultura de la convivencia ciudadana. La ciudad está viva y renacen en ella el arte y la cultura, abriendo más alternativas de entretenimiento y más oportunidades de expresión y conocimiento.

Nuestro gobierno local ha comenzado a ocuparse de los temas que más nos preocupan, como la educación, la seguridad, la salud, el trabajo; cosa que no sucedía hasta 2007. La ciudad está más ordenada, más cuidada y más limpia.

Claro que no es momento de cantar victoria. Claro que queda mucho por hacer. Apenas hemos comenzado a dar los primeros pasos para aprovechar todas las potencialidades que Santa Fe tiene.

Pero las ciudades que van resolviendo algunos de sus problemas pueden plantearse nuevos objetivos. Además de continuar la tarea comenzada, entonces, estamos en condiciones de plantearnos nuevos desafíos.

Vamos a priorizar la ejecución de obras en toda la ciudad. Vamos a hacer llegar agua de red -segura y confiable- a las pocas familias que aún no la tienen; vamos a continuar con la ampliación de la redes de cloacas y gas; es necesario avanzar con la regularización del servicio eléctrico y el alumbrado público en todos los barrios; hemos tomado compromisos concretos respecto del mejoramiento de las calles, tanto en lo referido a mantenimiento como a obras nuevas: 200 cuadras de pavimento, 500 cuadras de cordón cuneta, 500 cuadras de mejorado.

Continuaremos invirtiendo en nuestros espacios públicos, con equipamiento urbano que brinde la mayor calidad posible a todos los vecinos, con ámbitos para el deporte y la cultura, colaborando con mejoras para nuestras escuelas y nuestros centros de salud.

Vamos a continuar con las obras de desagües pluviales troncales previstas en el Plan Director del INA y con las acciones de prevención, porque tenemos que estar siempre mejor preparados ante las contingencias y no olvidar que vivimos en una ciudad vulnerable.

Para llevar adelante este ambicioso plan de obras contamos con la colaboración del Gobierno Provincial que -aún con restricciones presupuestarias- ya está trabajando junto a la ciudad. Abrazamos con Antonio Bonfatti la continuidad de este proyecto transformador que tiene, incluso, muchas obras ya en construcción que seguirán su ritmo y verán la luz durante los próximos años para beneficio de todos los santafesinos.

Confiamos, también, en que el Gobierno Nacional será sensible a las necesidades de infraestructura que tienen nuestros barrios. Nos disponemos a encontrar, obstinadamente, los acuerdos que hagan falta: la gente elige en democracia sus autoridades no para que se peleen, sino para que cada uno cumpla sus responsabilidades en orden a mejorar las condiciones de vida, más allá de la camiseta política que tengamos.

Pero sobre todo, confiamos en nuestro propio esfuerzo, en nuestra capacidad de aportar cada uno lo suyo en proporción a sus posibilidades. Vamos a promover todas las alternativas de trabajo compartido entre el gobierno y los vecinos para realizar obras que mejoren nuestros barrios: aportes solidarios, contribuciones por mejoras, iniciativas comunitarias, acciones conjuntas en las que los vecinos aporten el material y el municipio la mano de obra, entre otros mecanismos. Nada duradero se consigue sin esfuerzo y no vamos a quedarnos de brazos cruzados o poniendo excusas. Siempre vamos a estar buscando, creativamente, soluciones concretas para realizar las obras que hacen falta.

Entre todos, vamos a construir un hábitat saludable donde haya más oportunidades de acceso a la tierra y la vivienda pero también a los servicios imprescindibles para alcanzar mejores niveles de calidad de vida. Por eso, vamos a plantear a este Concejo en pocos días la transformación del Instituto Municipal de la Vivienda en una moderna y ágil Agencia Santa Fe Hábitat para que continúe la regularización dominial en marcha y ejecute por sí o en conjunto con provincia y nación la construcción de viviendas y otras intervenciones urbanas de carácter integral.

Seguiremos dando un lugar privilegiado a la educación en nuestros proyectos, porque sabemos que la educación es la clave para transformar nuestras sociedades en comunidades con un horizonte real de futuro. Nos entusiasma la propuesta de crear jardines maternales conformando un sistema integral de educación inicial, para que todos los chicos de la ciudad tengan un buen comienzo y la oportunidad de acceder a educación de calidad desde la primera infancia. Vamos a abrir 30 nuevas salitas por año en el norte y el oeste de la ciudad.

Sumaremos nuestras propuestas a las acciones que ya lleva adelante el gobierno provincial, encontrando –al igual que en salud, cultura, desarrollo social y seguridad– los espacios propicios para aprovechar sin superposiciones los recursos del Estado en todos sus niveles en beneficio de la gente.

También articularemos las políticas de inclusión social, que concentrarán nuestros mayores esfuerzos para disminuir la pobreza y brindar mejores oportunidades de integración a los sectores más postergados, dejando atrás definitivamente el círculo vicioso de las prácticas clientelares y promoviendo la cultura del trabajo. Daremos especial impulso a todas las iniciativas de promoción del empleo: formación laboral, trabajo en cooperativas, ferias y emprendedores. Vamos a acompañar la reactivación industrial y portuaria y seguiremos generando las mejores condiciones, con reglas claras y acciones de cooperación, para que haya más inversiones que creen nuevos puestos de trabajo, de manera que la ciudad alcance un ritmo sostenido de crecimiento económico con equidad.

Respecto del ordenamiento del tránsito, el estacionamiento, el transporte, la limpieza, debemos asumir que Santa Fe ya es una gran ciudad; y requiere sistemas modernos e innovadores de ges-tión que integren también la dimensión del área metropolitana.

Encontraremos en este Honorable Concejo Municipal, donde están representadas las voces de todos los actores políticos de la ciudad, un verdadero ámbito de resonancia de los debates ciudadanos. Desde este mismo sitio, hemos aprendido en estos años la importancia de saber escuchar, de buscar consensos, de aceptar con humildad las ideas que mejoran las propuestas formuladas por el Departamento Ejecutivo.

Debemos estar orgullosos de la madurez política que ha alcanzado la ciudad: además del debate y la discusión honesta y leal, hemos podido acordar proyectos que ya no pertenecen a una gestión sino que son las banderas de todos los santafesinos.

Permítanme listar los más significativos: el Master Plan del Puerto y su reactivación y traslado al cauce principal del Río Paraná, el Plan de Desagües Pluviales, el Área Industrial, las iniciativas público-privadas en turismo, el Parque Tecnológico Litoral Centro, el Parque Logístico Mayorista, el Reglamento de Ordenamiento Urbano, entre otros.

Encontrarán en este gobierno todas las puertas abiertas para ese diálogo fecundo.

Vecinas y vecinos de nuestra ciudad:

Sabemos que poner en marcha estos nuevos desafíos no es una tarea sencilla. Pero sabemos que no estamos solos. Contamos con todos quienes aman esta ciudad, contamos con innumerables instituciones que han demostrado estar dispuestas hacer su parte, contamos con las organizaciones de los sectores de la producción, el trabajo y la cultura. Contamos con nuestras universidades, con nuestros investigadores, con nuestros artistas, nuestros deportistas, nuestros empresarios, nuestros trabajadores.

Contamos con la experiencia de nuestros mayores, con la fuerza de nuestros jóvenes, con el trabajo de miles de hombres y mujeres que viven en esta ciudad y quieren lo mejor para ella.

En lo personal, cuento con el apoyo invalorable de mi familia: Mariana, Manuela, Catalina, mamá, Laura y la familia grande… y la memoria viva y las enseñanzas de los que ya no están.

Cuento también con los centenares de amigas y amigos de la militancia, compañeros de ruta que compartimos un proyecto colectivo sin lo cual la política carece de sentido. Cuento con Mario, a quien todos reconocemos como la persona que lideró el primer período de cambio en la ciudad.

En este día y en este acto, donde volvemos a ratificar la esencia de nuestra vida democrática, NOS COMPROMETEMOS a asumir este nuevo gobierno con todas las ganas y con todas las fuerzas para continuar con esta epopeya de cambiar Santa Fe, para seguir transformando la ciudad, para que Santa Fe vuelva a ser la ciudad cordial, la capital serenamente orgullosa de una provincia ejemplar.

No estamos solos, porque estamos juntos. Nos comprometemos a seguir trabajando con todos, caminando la ciudad, cerca de cada vecino, escuchando, aportando y recibiendo ideas para solucionar los problemas. Porque los problemas en la ciudad tienen nombre y apellido. Y es allí donde vamos a estar.

Santa Fe ya está cambiando y los santafesinos empezamos a creer que ese cambio es posible. Para que haya menos sufrimientos y más oportunidades. Para que nuestra ciudad sea el mejor lugar para vivir, para crecer y para soñar.

A partir de este mismo momento, SIGAMOS TRABAJANDO JUNTOS, sin pausa, para esa Santa Fe viva, solidaria, justa, participativa, creativa y con oportunidades para todos.