Hacia una ciudad mejor preparada

258 Views

Nunca en la historia de la ciudad se ha invertido tanto en obras hídricas. Hoy tenemos en marcha más de 40 intervenciones de este tipo, por un monto de $ 1.000 millones que encaramos gracias al esfuerzo propio y al trabajo conjunto con Nación y con Provincia. Todas las tareas están incluidas dentro del Plan Director contra inundaciones que iniciamos en diciembre de 2007, e incluyen desagües troncales, complementarios, que solucionarán problemas puntuales, y otros que acompañarán el crecimiento de la ciudad hacia el norte.

Esta inversión inédita es el puntapié inicial para otras mejoras que cambiarán la calidad de vida de los santafesinos, especialmente los del norte y los del oeste, ya que nos permitirán avanzar con el cordón cuneta y pavimentos más duraderos.

Los desagües son obras complejas, costosas y que no lucen porque van bajo tierra. Quizá por estos motivos en otras épocas no se hicieron, permitiendo que Santa Fe crezca sin ellas y sin prever los servicios básicos. Pero nos hemos propuesto encararlas como prioridad, en base a una planificación estratégica que nos permita pensar en la ciudad del futuro, donde los vecinos no miren con temor al cielo en cada pronóstico por mal tiempo.

Con el apoyo del Gobierno Nacional podremos realizar el desagüe Espora, que ya está en la etapa de licitación y es quizá la intervención más importante que tendremos. Con Provincia estamos haciendo realidad el Acuerdo Capital, en el cual, junto al Gobernador Miguel Lifschitz, asumimos el compromiso de construir desagües como El Sable, el Larrea, Zavalla, Gorriti, y otros, que ya están en marcha.

En estos años hemos aprendido que una ciudad mejor preparada es una ciudad más inclusiva, y cada experiencia nos encuentra más fortalecidos. Estas obras sin duda sentarán las bases para un desarrollo más firme y ordenado, hacia una Santa Fe pujante que conviva sin problemas con su entorno natural.